Archivos para tags for the tag throne

Por cierto.

Posted in Anuncios., Cosas variadas with tags , , , , , , on 01/07/2014 by Matías

El sistema me recuerda que con el anterior llegué a tres veces la cantidad de posts que me proponía alcanzar ¡Hurra por los bajos estandares!

No está muerto lo que yace eternamente…

Posted in Anuncios., Cosas variadas with tags , , , , , on 01/07/2014 by Matías

…y con los eones aún la muerte misma puede morir. O así iba la copla.

El caso, el blog está sin mantenimiento desde el 2012, pero sigo acá. Hoy estoy resfriado y en Cancillería (si, lo logré) pero creo que dentro de poco arrancaré otra sarta de posts, que tal vez se pare o tal vez siga (como verán, ya no prometo nada) Cosas de que hablar hay, juegos de rol, películas, diplomacia (lo que se me deja hablar, claro), kendo…

Por ahora, saludos, desconocido y único lector.

Hola de nuevo

Posted in Anuncios., Cosas variadas with tags , , , , on 22/02/2012 by Matías

Ajúm. Probando uno, dos, tres ¿Es que anda esta cosa?

 

Bueno, saludos, hola de nuevo, etc.

 

Vengo acá, a reavivar el blog-que-a-nadie-le-interesa, en el que no posteaba desde….2009 si no estoy errado. Entre medio han pasado muchas cosas por mi vida (novia, trabajo, mudanza, computadora nueva, en ese orden) y la verdad que entre todo ese quilombo y los estudios (todavía sigo tratando de sacarme de encima la Lic. en Relaciones Internacionales, no se puede creer) como que dejé un poco de lado esto de ponerme a escribir pelotudeces en un blog para diversion de unos pocos.

¿Qué me trae de vuelta entonces? No se muy bien. Tal vez haya sido el encontrarme de nuevo con la comunidad de DeRol , un foro de rol argentino en el que supe tener cierta participación hace muchos años y al que ahora estoy volviendo (y al que encuentro cambiado, diría yo que para bien) Tal vez sea ver los blogs de algunos amigos como henry que tiene su rol de blog y que me recordó lo divertido que era bloggear sobre cosas.

Tal vez sea el juego de rol que estoy intentando armar (o sea, el 25avo juego de rol que estoy intentando armar, pero es la primera vez que me estoy poniendo en serio con el tema) y del que ando con ganas de contar cosas o al menos hacer un diario de desarrollo abierto.

Tal vez…

 

No importa, el tema es que estoy por acá de vuelta, así que viejos conocidos y nuevos amigos son bienvenidos.

 

PD: eso si, los comics anti-fluffy siguen siendo una mera promesa….

In the dark future of mankind…

Posted in Libros, comics y películas., rol with tags , , , on 11/06/2009 by Matías

…there are only blog posts.

Honestamente debería estar estudiando; pero no tengo ganas, además hay que hacer algo para justificar el blog (originalmente tenía pensado dibujos anti-fluffy, pero mi escanner es una garcha y no tengo un tablero, y no hay ganas de hacer todo en lapiz y después shopear)

Así que bueno, más ñoñeces y freakeadas.

Hace ya un tiempo (hará cosa del año pasado) que empecé a interesarme por el universo de Warhammer 40k, un viejo juego de miniaturas (hermano de Warhammer Fantasy) con un fandom muy fuerte y un setting muy particular. Podría pasarme horas hablando de dicho universo, pero esta página lo hace mucho mejor de lo que yo podría hacer.

El caso es que si bien de las miniaturas en si no puedo decir nada (más que “que lindas se ven”; un apodo afectuoso para Warhammer 40k, es “40k $” porque esa es la guita al pedo mínima que hay que tener para mantener el vicio), esta franquicia tiene muchos productos derivados algunos de los cuales han ocupado mi atención en los últimos tiempos:

Las novelas del Comisario Ciaphas Cain; HEROE DEL IMPERIO: Escritas por Sandy Mitchell (pseudónimo de Alexander no me acuerdo cuantos), un escritor de origen británico (como la mayoría de los que escriben para WH; la compañía creadora, Games Workshop, es inglesa), estás novelas son una supuesta versión editada (y probablemente expurgada) por la Inquisición, de las memorias nunca publicadas de Ciaphas (pronunciar “Kaiafás”) Cain, Comisario del 597 avo Regimiento de Valhalla y HÉROE DEL IMPERIO, famoso por sus muchas victorias en situaciones desesperadas y usado a lo largo del Imperio como parte de campañas de reclutamiento, material de holodramas y demás…

Claro está que al leer las novelas, nos encontramos con una realidad totalmente distinta: Cain es básicamente un chanta y un cobarde que lo único que quiere es vivir bien y tranquilo, pero que tiene tan mala suerte que todos sus intentos de evitar los problemas lo ponen justo donde los problemas son peores, acompañada, esa mala suerte, de la habilidad de salir vivo de chiripa y triunfante…cosa que hace que lo manden a misiones aún más peligrosas y desesperadas, las cuales tiene que aceptar, siendo que su maravillosa reputación le permite vivir de arriba y mantener un estilo de vida que de otra forma no podría permitirse, etc, etc.

Todo un personaje de rol (De hecho, me hace acordar bastante al entrañable -e insoportable- Vaniss Nootka, de mi campaña de SW)

Ahora bien ¿por qué uno debería molestarse en leer las andanzas de semejante pilín en un universo de grosos como es 40k?

Primero, Cain es un groso a su manera. Chanta y todo es un tipo muy eficiente y un ejemplo de un tipo de personaje que se ve poco en Warhammer…un tipo sensato. Además, Mitchell lo escribe como un tipo muy irónico y capaz de ese humor negro inglés al estilo del que puede aparecer en las novelas de Prattchet (aunque obviamente, Sir Terry es mucho mejor que Mitchell en esto), cosa que refuerzan los comentarios sardónicos de la Inquisidora Vail, editora de las memorias de Cain, que pone muchas notas al pie conteniendo comentarios útiles o siguiendo los chistes del Comisario (o riendose  a sus expensas)

Por otra parte, la escritura es amena y las tramas están bastante bien pensadas, dandole vida al mundo de WH40k más allá de los Marines Espaciales sin sentido y demás aberraciones cosmicas. Como quien dice, lectura liviana.

El otro producto o derivado es, cuando no, un juego de rol; Dark Heresy, editado por Fantasy Flight Games. Hace ya unos meses que estoy jugando; y el otro día me di el lujo de dirigir en la “jornada” de Ciencia Ficción que organizó Botch! Nada mal el jueguito. Es muy vieja escuela, con esa crueldad que no había visto desde que jugaba Rolemaster en la mesa del gran Pablo Escavone; pero con un sistema más limpio. Salvo la creación de personaje que es una trancada de pijas regular, sobre todo porque el manual está muy mal organizado, al menos en ese aspecto.

Por ejemplo: capitulo sobre origenes por separado de capítulo de clases, vaya y pase, D&D también lo hace y no le va tan mal…¿Pero que necesidad hay de poner la información de que te da la clase y luego mechar un montón de caracteristicas derivadas y tablas de detalles de background, para recién después entrar a meterse en la parte de avance de personajes, que encima va por clases y son tablas y tablas?

Luego de eso, el juego en si es bastante rápido. Se tira un d100 y se compara con una de las 9 caracteristicas, si se saca el número que tenés o menos, tenés éxito en lo que estabas haciendo (cuanto más bajo saques, mejor, cada 10 puntos por debajo de la barrera de caracteristica el juego te asigna un grado de éxito extra) Después hay otras complicaciones, como modificadores por maniobras o circunstancias, talentos que entren en juego, penalizadores, poderes psionicos y otras yerbas, pero lo básico está ahí y se puede dirigir sin tener que ponerse muy exquisito haciendo referencia al manual.

Sobre el setting; bueno, vale el comentario de arriba: es Warhammer 40k, sintesis última de lo grasa y lo cool. Se trata sobre todo, de jugar acólitos de la temible Inquisición e ir por ahí cazando herejes, peligrosos hechiceros, alienigenas y traidores varios. El juego permite combinar el tipo de aventura de investigación e intriga que podría tener una buena crónica de Vampiro, con la violencia de un crítico de Bolter en la jeta. Estilo que a mi siempre me ha gustado…

El libro hace un muy buen trabajo presentando el setting y proponiendo ideas. La diagramación (sacando el detalle de la organización de los capítulos) es cómoda y agradable y como siempre los dibujos -looteados de cuanto libro de WH40k hay- son una masa. También son un cague de risa las citas que hay de tanto en tanto, muy típicas de 40k.

Ahora queda ver que hará Fantasy Flight con Rogue Trader y Space Marine, los otros dos juegos prometidos de la serie, aunque con Dark Heresy se portaron (bah, el juego en realidad había sido publicado y diseñado por Black Industries, la subsidiaria de Games Workshop, pero esta cerro el sello)

Las únicas contras, tal vez, son: a) lo limitado del sistema de carreras, aunque es cierto que existe la opción de dar avances de élite. Hace que los personajes queden muy poco variados y; b) que está muy lejos de lo que el “fluff” del setting sugiere, los Acólitos son seres muy limitados si se los compara con sus patrones los Inquisidores (que salen en las novelas); o los Throne Agents que les sirven de retinue en los juegos y novelas. Al que pensó en jugar Dark Heresy con ganas de armarse un Eisenhorn, un Ravenor, o al menos un Caiphas Cain ( o siquiera un Jürgen!), el juego le va a decepcionar. A mi en particular no me jode, aunque estaría bueno que hubiera opciones alternativas a “dar la bocha de Xp” en caso de querer jugar una campaña más “cinemática”